NOTICIAS

13/03/2017 La Biblioteca de Extremadura inaugura mañana una exposición sobre el fondo del fotógrafo pacense Leonardo Rodríguez


 

La Biblioteca de Extremadura (BIEX) inaugurará el martes, 14 de marzo, a las 19:30 horas, la exposición Badajoz retratado. Fondo Leonardo Rodríguez 1950-1986, con presencia de la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas. Leonardo Rodríguez García (Badajoz, 1920-Badajoz, 2003) trabajó como fotógrafo en la capital pacense durante varias décadas del siglo XX, de modo que su archivo fotográfico constituye una importante fuente documental sobre la vida en la ciudad y la región durante esa época.

En concreto, Leonardo Rodríguez García comenzó a trabajar en el estudio de José Garrorena, de quien aprendió el oficio de fotógrafo. Tras la muerte de Garrorena en 1950, pasó a ser fotógrafo de la casa, en la etapa en que el estudio estuvo regentado por su viuda. A principios de los años 60 pasó a ser titular como 'Leonardo Fotográfo' hasta su jubilación.

Este fondo fotográfico, de gran importancia para el patrimonio fotográfico de Extremadura, ha sido donado por el hijo del titular del estudio, Leonardo Rodríguez Castilla, en representación de la familia, y está compuesto por varios miles de negativos en soportes de placas de cristal y de acetato, cuyo resultado queda recogido en la colección de retratos de niños y adultos de la ciudad de Badajoz y sus alrededores. Para el tratamiento y positivado de este conjunto de documentos fotográficos, la BIEX ha utilizado medios digitales.

Con todo este material, el retrato es el hilo conductor de esta exposición que, desde un punto de vista antropológico, se centra en la evolución social del Badajoz de las décadas de los años 50, 60 y 70, costumbres, de otro modo, no muy diferentes a las del resto de Extremadura.

EVOLUCIÓN SOCIAL

Los retratos expuestos han sido agrupados por décadas, que abarcan el arco temporal comprendido entre las décadas de 1950 a 1970, a fin de que el visitante pueda analizar la evolución de los tipos y hábitos sociales, cobrando un valor antropológico, que podría traducirse a través de un gran número de detalles que abarcan desde los peinados, hasta la indumentaria, la expresión y los gestos de los retratados, los recursos escenográficos empleados, etcétera.

Con estas premisas, y la evolución de la fotografía como objeto de consumo en la era digital, cobra más sentido el carácter evocador de las imágenes, hasta atrapar la mirada del visitante, de tal forma que todos nos sentimos identificados con el recuerdo del paso por el estudio fotográfico para dejar constancia de pequeños acontecimientos personales y familiares.

La exposición se acompaña de la edición de un catálogo, que aglutina 60 imágenes, con un estudio sobre el tema elaborado por la especialista extremeña en fotografía María Eulalia Martínez Zamora, y cuyo diseño y tratamiento de imágenes ha corrido a cargo del estudio de Manuel Ponce.

Fuente: Junta de Extremadura

 

Publicado por Biex, el 13 de marzo de 2017, 11:40